Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Guía metabólica

Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Traducir

Batch cooking y ECM, ¿es posible?

Batch cooking y ECM, ¿es posible?
Pautas de alimentación

La falta de tiempo, la búsqueda de una alimentación saludable o el intento de evitar el desperdicio de los alimentos son algunas de las razones por las que el batch cooking está ganando popularidad en los últimos tiempos.

El batch cooking, o cocinar por lotes, trata de aprovechar un momento de la semana, por ejemplo, el domingo por la tarde, para cocinar la mayor parte de los menús de la semana siguiente. Esta práctica no solamente ahorra tiempo y dinero, sino que también permite realizar una planificación correcta de las comidas de cada día de la semana.

Pero, ¿se puede practicar el batch cooking en niños con errores congénitos del metabolismo?

Te proponemos algunos trucos y aspectos a tener en cuenta:

  1. Planifica: Antes de empezar es necesario planificar un menú para la semana y, para ello, la lista de la compra es una herramienta esencial. Puedes elaborar una lista con los alimentos básicos que no pueden faltar en el menú semanal, ya sean los tradicionales o alimentos controlados en algún nutriente según el ECM. Y otra lista, con los alimentos nuevos o los que te apetece incluir para la próxima semana. Si tienes tiempo, es un buen momento para aprender más cosas de los alimentos, leyendo y comparando las etiquetas nutricionales.
  2. Aprovecha los ingredientes: En el batch cooking, se suele utilizar un mismo ingrediente en diferentes elaboraciones. Por ejemplo, el arroz normal o bajo en proteínas, puede formar parte de un primer plato de arroz con verduritas, pero también en forma de arroz salteado con piñones. Es importante elegir alimentos saludables permitidos para estos alimentos que se repiten en el menú semanal.
  3. No olvides incluir alimentos frescos: Los alimentos frescos no deben faltar para hacer la alimentación más saludable. Por ejemplo, preparar una sencilla ensalada antes del plato principal o como guarnición.
  4. En caso de dietas controladas en proteínas, si tu hijo tiene tolerancia a pequeñas cantidades de proteína natural, puedes tener preparadas monodosis de alimentos pesados o cocinados con la cantidad proteica indicada (huevos de codorniz hervidos, taquitos de queso o porciones de queso, legumbres cocidas, etc.)
  5. Piensa en el menú familiar integrando la dieta del niño con ECM. Procura que en cada comida de la semana todos los miembros de la familia compartan un mismo ingrediente permitido, como mínimo. Por ejemplo, las ensaladas, las verduras de guarnición etc., y adaptando los alimentos no permitidos de forma que el menú sea similar, como por ejemplo cambiar el arroz normal por arroz bajo en proteínas. 
Última modificación: 
25/05/2022