Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Traducir

El higo

El higo
Alimentos

El higo es el fruto de la higuera (Ficus carica), un árbol robusto, de tronco grueso y retorcido, que puede alcanzar los 10 metros. Las hojas son verdes y ásperas y las raíces son fuertes y profundas, lo que les permite aguantar grandes sequías.  En realidad, el higo es un conjunto de frutos (inflorescencia), recogidos por un receptáculo recubierto por una piel fina de color verde, violeta o negro.

Esta piel hace que sea un fruto delicado, que, una vez cogido del árbol, no se conserva más que un par o 3 días en nevera. Los higos maduran a finales de agosto y septiembre, pero algunas higueras dan dos cosechas al año, una de brevas en primavera y otra de higos en otoño.

¿Cuál es su origen?

Alimentación metabólicas Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

El higo procede de Oriente Próximo, siendo uno de los primeros frutos cultivados por el ser ­humano. Las muestras fósiles más antiguas son las encontradas en el valle del Jordán que datan del año 12000 a.C.

La Biblia menciona que Adán y Eva después de comer el fruto del Árbol del Bien y el Mal, descubrieron que iban desnudos y se cubrieron con hojas de higuera. El Génesis, relata que Moisés mandó a unos exploradores a reconocer la tierra de Canáan, y estos volvieron con diferentes frutos entre ellos higos.

En la cultura Mesopotámica lo calificaban como el árbol del conocimiento. Decían que los numerosos granos que contiene el higo simbolizan la unidad y universalidad del conocimiento del ser humano. En Egipto, en la pirámide de Gizeh (año 4000- 5000 a.C.) se han encontrado dibujos representativos de su recolección. 

Posiblemente los fenicios fueron quienes difundieron el cultivo de la higuera por el Mediterráneo, Chipre, Sicilia, Malta, Córcega, Islas Baleares, Península Ibérica y Francia.

Los griegos consagraban las higueras a Dionisos, dios de la fertilidad y del vino, patrón de la agricultura y el teatro. Cuando se fundaba una ciudad, se plantaba una higuera entre el ágora y el foro para señalar el lugar donde se reunirían los ancianos.

Fue el manjar predilecto de Platón, de hecho se conoce al higo como la "fruta de los filósofos". Galeno recomendaba su consumo a los atletas que participaban en los Juegos Olímpicos.

Cleopatra fue envenenada por una serpiente áspid que llego en un cesto de higos.

Alimentación Hospital Sant joan de Déu Barcelona

Más tarde, en el siglo XVI, la higuera llega a América de la mano de Pizarro y los descubridores de Indias.

¿Por qué se llama higo?

El nombre higo proviene del latín, ficus.

  • Francés: figure
  • Italiano: figura
  • Inglés, gallego y portugués: fig
  • Alemán: feige

¿Para qué se usa el higo?

Se usa fresco como postre y en repostería en la elaboración de pasteles y mermeladas. Se realiza con el higo una bebida alcohólica compuesta de aguardiente denominada "licor de higo". En gastronomía es variada su utilidad, como acompañamiento de algunos platos salados como carne asada o de caza.

El higo se puede desecar para convertirse en "higo seco". El fruto que no se consume en la temporada se seca al sol en secaderos pudiéndose conservar más tiempo para utilizarlo en la elaboración de diversos postres, incluso helados. Con el fruto seco se realiza el denominado "pan de higo" (higo desecado y prensado con almendras).

Alimentación Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Composición nutricional del higo

Valores por 100 g de producto
Valor energético 74 KCal
Proteínas 0,75 g
Grasas 0,3 g
Hidratos de carbono  19 g
Fibra 2,9 g
Potasio 232 mg
Calcio 35 mg
Magnesio 17 mg
Fósforo 14 mg
Vitamina A 7 mcg
Vitamina C 2 mcg
Vitamina K 4,7 mg
Folatos 6 mcg

Los higos, al igual que el resto de las frutas, tienen gran cantidad de agua y su nutriente principal son los hidratos de carbono. Estos se presentan en forma de azúcar natural (sacarosa, glucosa, fructosa) en una cantidad superior a la de otras frutas. Esto hace que su valor calórico es más elevado y su sabor más dulce.

Además, como hidrato de carbono principal, destaca su alto contenido en fibra, ofreciendo beneficios a nivel gastrointestinal. Los minerales que están en cantidades más significativas son el potasio y el magnesio, responsables del impulso nervioso y la actividad muscular, y el magnesio, en concreto, para la formación de huesos y dientes, y tener efecto laxante. 

Los higos contienen una cantidad moderada de provitamina A, de acción antioxidante. Este nutriente se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme éste lo necesita. Dicha vitamina es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico, además de tener propiedades antioxidantes.

El higo en la cultura popular

Refranes

Por San Blas, higuera plantarás e higos comerás.

Higuera breval, una o dos en cada corral.

Digo y redigo, que la breva no es higo.

Entre el higo y la breva, la segunda es la primera.

Le dice el higo a la breva, déjame libre la higuera.

De brevas a higos, el calor y el verano estarán contigo.

Sabes el acertijo... 

Frutos, sí da,

però flores no;

cuanto más viejo es,

más hijos tiene.

La higuera

 

Tómalo: es verde;

pélalo: es blanco;

ábrelo: es dulce;

uno, dos, tres, adivinas qué cosa es?

El higo

Acertijos y adivinanzas

Cita

«La Campana de vidrio» de Silvia Plath

"Vi mi vida extendiendo sus ramas frente a mí como la higuera verde del cuento. De la punta de cada rama, como si de un grueso higo morado se tratara, pendía un maravilloso futuro, señalado y rutilante. Un higo era un marido y un hogar feliz e hijos y otro higo era un famoso poeta, y otro higo era un brillante profesor, y otro higo era E Ge, la extraordinaria editora, y otro higo era Europa y África y Sudamérica y otro higo era Constantino y Sócrates y Atila y un montón de otros amantes con nombres raros y profesiones poco usuales, y otro higo era una campeona de equipo olímpico de atletismo, y más allá y por encima de aquellos higos había muchos más higos que no podía identificar claramente. Me vi a mí misma sentada en la bifurcación de ese árbol de higos, muriéndome de hambre sólo porque no podía decidir cuál de los higos escoger. Quería todos y cada uno de ellos, pero elegir uno significaba perder el resto, y, mientras yo estaba allí sentada, incapaz de decidirme, los higos empezaron a arrugarse y a tornarse negros y, uno por uno, cayeron al suelo, a mis pies."

Poesía

«La flor» de José Pedroni

Al higo de la higuera un picotero
le comió el corazón;
y ahora, sin querer, el higo negro
se parece a una flor.

En la higuera me haré, después de muerto,
un higo blanco, amor,
y tú serás curruca o benteveo,
o calandria o pinzón.

Y ha de llegar el día que en el huerto
me verás bajo el sol,
y picarás y picarás mi pecho,
hasta hacerme una flor.

Cuentos

Monsieur Bibot, el dentista, recibe con enfado dos higos como pago de una mujer pobre que le dice que esas frutas pueden hacer sus sueños realidad. Esa noche, antes de dormir, Bibot se come uno de los higos, que resulta delicioso. A la mañana siguiente, saca a pasear a Marcel, su perro, que no vive muy a gusto en la impecable y ordenada casa de Bibot. Misteriosamente, descubre que el higo hizo realidad su sueño, y se propone guardar el segundo para hacer realidad sus ambiciones.

Última modificación: 
22/09/2020