Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Traducir

"El cuidado bueno y cariñoso de los padres es lo más importante que pueden dar a su hijo con un CDG"

Profesor Dr. Jaak Jaeken. Foto: Katholieke Universiteit LEUVEN
Actualidad médica
18/10/2011

Los Defectos Congénitos de la Glicosilación (CDG) son enfermedades hereditarias del metabolismo de las glicoproteínas. Hasta ahora, se han identificado diecisiete variantes de CDG de tipo I y se han descrito doce variantes de CDG de tipo II. Se conocen muchos subtipos, aunque el espectro clínico completo para muchos de ellos sigue siendo desconocido, debido al bajo número de pacientes diagnosticados. Además, solo existe tratamiento para tres variantes poco comunes. Dada esta diversidad, el camino hacia un tratamiento se presenta arduo, aunque ya iniciado gracias al Profesor Dr. Jaak Jaeken, el primero en describirlos.

El Dr. Jaeken es profesor en la Facultat de Medicina de la Universidad de Leuven (Bélgica), donde también dirige el Centro de Enfermedades Metabólicas. Coincidiendo con el año de su jubilación, la Associação Portuguesa Síndrome CDG, la Asociación Española y varios especialistas de la misma enfermedad, quieren prestarle un homenaje organizando el I Encuentro Luso-Ibérico Síndrome CDG.

 

Profesor Jaeken, en 1980 describió  los primeros Defectos Congénitos de la Glicosilación (CDG), ¿nos puede explicar algo acerca del caso que trató, dos hermanas gemelas?

Estas pacientes me fueron referidas por un problema de retraso psicomotor. Realicé las pruebas metabólicas habituales y hallé en ambas extrañas alteraciones en proteínas sanguíneas. Para mí esto fue una indicación de que existía una alteración en una característica común a estas proteínas. En 1984, finalmente pude demostrar que esta característica común era la "antena de azúcares" (o "glicanos") unidas a estas proteínas.

 

¿Cómo reacciona usted cuando algo nuevo o diferente, como este hallazgo, aparece en su práctica clínica?

Cuando sospecho algo nuevo en un paciente no descanso hasta intentar descubrir exactamente lo que está sucediendo. Así ocurrió también en este caso, y más especialmente, tratándose de pequeñas anomalías que parecen carecer de importancia y que la mayoría de los médicos las hubieran omitido.

"Hay que tener en cuenta un posible CDG en cualquier paciente con un problema cerebral inexplicable" 

 

Pensando en los pediatras, ¿cómo pueden sospechar que están frente a un paciente con CDG? ¿Qué síntomas predominan?

Los pediatras, pero también otros especialistas (neuropediatras, neurólogos, etc....) deben tener en cuenta un posible CDG en cualquier paciente con un problema cerebral inexplicable (retraso psicomotor, epilepsia, autismo, etc.), sobre todo cuando se asocia con otro problema. Sin embargo, no todos los CDG tienen problemas neurológicos, por ejemplo, algunos sólo tienen problemas hepáticos, o problemas óseos, etc... Asimismo, todos los especialistas tienen que tener en cuenta los CDG cuando se enfrentan a una enfermedad inexplicable.

 

¿Podría explicar las dificultades para encontrar una terapia para el CDG y para aumentar el conocimiento de esta patología?

Hay varias razones por las que es difícil encontrar una terapia para estas enfermedades. Al ser enfermedades raras (minoritarias), las empresas no están interesadas en invertir en la búsqueda de una terapia (problema financiero). Además, la mayoría de CDG son enfermedades del cerebro, y el acceso a este órgano es difícil debido a una barrera entre la sangre y el cerebro. Incluso si se pudiera encontrar un tratamiento enzimático, esto no ayudaría, ya que las enzimas son moléculas de gran tamaño que no pueden atravesar esta barrera. En teoría, la enzima puede ser inyectada directamente en el cerebro, pero éste es un procedimiento muy invasivo, con muchos problemas prácticos a superar.

También hay que tener en cuenta que los pacientes con CDG presentan daño cerebral apreciable desde el nacimiento, por lo que, para ser eficaz, el tratamiento debería iniciarse  al comienzo del embarazo. Sin embargo, el diagnóstico se realiza generalmente a la edad de unas pocas semanas, meses o incluso años, a menos que ya haya un niño afectado de la familia.

Finalmente, el gran número de CDG, cada uno con su propio defecto específico, hace difícil concentrar los esfuerzos en todos estos con la misma intensidad. Por lo tanto, los CDG con mayor número de pacientes afectados tienen prioridad en la búsqueda de un tratamiento.

"Comprender cuál es la relación entre la mutación y los síntomas podría contribuir a la elaboración de un tratamiento"

 

¿En qué aspectos se concentra la investigación en la actualidad?

Unos pocos centros están investigando activamente un tratamiento eficaz de PMM2-CDG (antes llamado CDG-Ia), utilizando modelos animales y cultivos de células de la piel (fibroblastos). Otro enfoque en que se trabaja es tratar de comprender cómo el gen defectuoso causa los problemas clínicos. Comprender cuál es la relación entre la mutación y los síntomas podría contribuir a la elaboración de un tratamiento.

También se concentra mucho esfuerzo en aclarar el origen del defecto en pacientes con una CDG inexplicable (llamada 'CDG-x'). Nuestro centro y otros tienen muchos pacientes con CDG-x. En algunos de ellos se identifican CDG conocidos, pero otros pacientes presentan una CDG que aún se desconoce.
Es importante conocer el defecto, ya que en los defectos conocidos permite dar algunas perspectivas a la familia sobre la evolución posterior, permite la detección de familiares que son portadores de la enfermedad, posibilita el diagnóstico prenatal y puede dar un alivio psicológico a la familia, aún sabiendo que no existe un tratamiento eficaz.

 

Los pacientes y las familias son cada vez más activos y responsables en el cuidado de su salud, especialmente en este tipo de condiciones, ¿qué consejo les daría para mejorar su calidad de vida?

El cuidado bueno y cariñoso de los padres es lo más importante que pueden dar a su hijo con un CDG. También destacaría la importancia de ser miembro de una asociación de padres CDG, por el apoyo psicológico, emocional y práctico de los padres y las familias. Y también, tratar de encontrar un médico que conozca los CDG y que tenga un afecto especial hacia estos pacientes.

 

¿Cómo pueden los pacientes y sus familias ayudar en la investigación de CDG? 

Por ejemplo, difundiendo el conocimiento de CDG por todos los medios posibles, sólo su imaginación es el factor limitante, y tratar de encontrar fondos para la investigación en todos los aspectos de los CDG.

Última modificación: 
28/10/2011

También te puede interesar

Actualidad médica
Conferencia de Familias y Profesionales implicados en CDG. Foto: M. de Andrés
08/10/2013
Los días 1 y 2 de septiembre tuvo lugar la Primera Conferencia Mundial de Familias y Profesionales implicados en los Defectos de Glicosilación de Proteínas . Una interesante jornada donde familias, médicos expertos e investigadores clínicos y biólogos, químicos, farmacólogos, y demás expertos en la...
Actualidad médica
Conferencia de Familias y Profesionales implicados en CDG. Foto: M. de Andrés
08/10/2013
A principios del pasado septiembre Barcelona acogió el ICIEM 2013, el mayor congreso mundial dedicado a los Errores Congénitos del Metabolismo , donde los defectos del ciclo de la urea y los defectos congénitos de la glicosilación tuvieron un papel destacado al centrar los dos congresos satélites...
Actualidad médica
Conferencia Mundial de Familias y Profesionales implicados en los CDG
01/01/2014
En septiembre de 2013 tuvó lugar en Barcelona la Conferencia Mundial de Familias y Profesionales implicados en los Defectos de Glicosilación , una interesante jornada donde familias, médicos expertos y demás profesionales médicos e investigadores tuvieron la oportunidad de poner en común sus...