Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Traducir

La judía verde

Alimentos

Es el fruto de una planta trepadora de la familia de las Fabáceas, de forma aplanada y alargada y color verde, que contiene varias semillas en su interior. La vaina es comestible y se considera una verdura cuando hablamos de judía verde y una legumbre cuando nos referimos a judía seca.

Tiene diferentes denominaciones según su origen (fríjoles, alubias, porotos,..).

Cuando se seca la vaina, se vuelve fibrosa y las semillas comestibles adquieren diferentes colores según la especie y tienen otra denominación (fríjoles, habas, habichuelas, pochas,..) y diferente composición nutricional, alta en proteínas, consumiéndose como granos secos.

En los aspectos nutricionales nos referiremos aquí a las judías verdes, apta para dietas restringidas.

¿Cuál es su origen?

América del Sur. Fuente: Wikimedia

Procede de América y el fríjol empezó a cultivarse en Méjico y Guatemala hace más de 7.000 años a.C, extendiéndose por toda América del Sur, en todas sus variedades. Los exploradores de Indias las llevaron a Europa y de allí a África y Ásia, extendiéndose su cultivo por todo el mundo.

¿Por qué se llama judía verde?

El nombre "judía" viene del árabe (yudiya), y éste del latín (iudaeus) y del hebreo (yehudi). "Alubia" viene del árabe (al-lubíia), tomado del persa (lubía).

En los países centroamericanos se conocen como "fríjoles" y en Sudamérica como "porotos", "habichuelas", "chauchas", "ejotes" o "vainitas" (Perú).

También en España adquieren diferentes denominaciones: "fabas" en Galicia y Asturias, "habichuelas" en Castilla, Andalucía y Murcia, "mongetes tendres" en Catalunya y "fesols" en Valencia.

En otros idiomas:

  • Inglés: green beans
  • Alemán: grüne Bohnen
  • Francés: haricots verts
  • Gallego: feixón verde
  • Portugués: feijão verde
  • Italiano: fagioli verdi

¿Para qué se usa la judía verde?

Usos de las judías verdes

La judía verde se acostumbra a cocinar hervida, a la parrilla o estofada. Se come aliñada con aceite, en ensalada, en purés, etc. Se puede acompañar de otras verduras (zanahorias), patatas o tomate.

Composición nutricional de la judía verde

Valores por 100 gramos de producto

Valor energético 31 Kcal
Proteínas 1,82 g
Grasas 0,12 g

Hidratos de carbono

7,1 g

Azúcares

2,6 g
Potasio 209 mg

Magnesio

25 mg
Calcio 37 mg
Selenio 0,6 mcg
Fósforo 38 mg
Vitamina C 16,3 mg
Vitamina K 14,4 mcg
Vitamina A 35 mcg
Folatos 37 mcg

Al igual que muchas verduras, las judías verdes son un alimento con un bajo aporte calórico. Presentan aproximadamente unas 30 calorías por cada 100 gramos, que provienen mayoritariamente de los azúcares, aportando también una buena fuente de fibra, aunque su contenido es menor al que encontramos en otros vegetales.

Entre sus minerales destaca la presencia de potasio, y en menor proporción, calcio, fósforo, hierro y magnesio. Éste último forma parte de la molécula de clorofila, pigmento al que las judías deben su característico color verde. En cuanto al calcio y hierro, hay que tener en cuenta que son de origen vegetal, y por tanto la absorción y asimilación en el organismo es mucho menor que en el caso de los alimentos de origen animal.

En cuanto al contenido en vitaminas de las judías verdes, son buena fuente de vitamina C, con acción antioxidante, y de folatos, los cuales intervienen en la formación de glóbulos rojos y blancos. También contiene vitaminas del grupo B, como de B2 y B6, presentes en menor cantidad.

La judía verde en la cocina

La judía verde es una verdura de verano, a pesar que actualmente podemos encontrarla a lo largo de todo el año gracias a los productos congelados y al cultivo en invernadero. 

 Judías verdes con tomate. Foto: Eroski Consumer

En Guía Metabólica puedes encontrar las siguientes recetas: 

¿Conoces alguna receta que incluya la judía verde en sus ingredientes?

Puedes enviárnosla y nuestra nutricionista, Natàlia Egea, hará la valoración nutricional y las adaptaciones, si necesarias, para las dietas controladas en proteínas, glúcidos o grasas y dieta cetogénica. Anímate, entra en Guía metabólica y envía tu receta.

 

La judía en la cultura popular

En la cultura popular de muchos países la judía, tanto en su forma verde como seca, está muy presente en forma de canción, cuento o expresiones cotidianas.

¿Sabías que...?

Las expresiones "Ganarse las judías" o "Ganarse los fríjoles", en muchas lenguas significa ganarse la vida. El mismo significado tiene la expresión "Buscarse las judías".

El juego del Patolli. Fuente: Wikimedia

El Patolli es uno de los juegos más antiguos de América. El juego comenzaba quemando incienso y haciéndole promesas al dios del juego.

Se jugaba en un tablero de alfombra de paja en forma de cruz diagonal con casillas rojas y azules. Las fichas eran piedras de colores. Los dados eran fríjoles con puntos (la palabra patolli significa fríjol). Es un juego de azar y de estrategia con unas reglas muy claras.

 

¿Conoces el refrán...?

  • Comes fríjoles y repites caviar…
  • Sale más caro el caldo que los fríjoles…

¿Conoces el cuento...?

Uno de los cuentos más conocidos en los que las judías tienen un papel fundamental es "Jack y las judías mágicas". Esta historia, de origen europeo, explica la historia de Jack, un niño muy pobre que, gracias a una judías mágicas consigue solucionar sus problemas, aunque no con un comportamiento adecuado.

 

 

Última modificación: 
29/07/2019