Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Traducir

PKU en adolescentes

PKU en adolescentes
Adolescencia

La adolescencia es una etapa caracterizada por grandes cambios físicos y psicológicos:

  • El adolescente busca su propia identidad, se distancia de la influencia familiar y, con frecuencia, se identifica con sus compañeros.
  • El adolescente suele ser reservado y no le apetece comunicar su enfermedad ni las obligaciones que conlleva.
  • Siente necesidad de independencia respecto del control familiar.
  • Busca seguridad en sí mismo y está forjando su autoestima.
  • El adolescente tiene poca sensación del riesgo que implican las transgresiones dietéticas.

Cómo convivir con la PKU en la adolescencia

a) Tengo PKU

  • Cada uno de nosotros somos diferentes físicamente y también lo es nuestro metabolismo (PKU).
  • Conocer estas diferencias afianza nuestra personalidad.
  • Aceptarlas nos hace madurar.
  • Asumir las pequeñas obligaciones que implican nos hace más independientes y libres.
  • Aunque no notes nadararo” si no haces bien la dieta o te dejas la fórmula, sabes que esto puede tener consecuencias no deseables para tu cerebro.

b) Familia

  • El niño dependiente de nosotros ya ha crecido y debe independizarse poco a poco.
  • Nos cuesta reconocerlo.
  • Nos cuesta no ser indispensables.
  • A veces tendemos a ver lo que no hace bien en vez de valorar lo que hace bien o no demasiado mal.

c) Amigos

  • Los amigos lo son porque te aprecian tal como eres.
  • Es bueno para el grupo compartir los secretos o experiencias.
  • Probablemente ellos también tienen alguna experiencia que compartir.
  • Te pueden ayudar mucho si saben que tú debes hacer una dieta o tratamiento especial.
  • Debes tener confianza en ellos.

d) Escuela / Instituto

  • Los profesores deben saber que tienes PKU para poder ayudarte si hace falta.
  • No debes ocultarlo a los compañeros, pero tampoco es necesario poner un letrero en la pizarra.
  • Saber que existen alteraciones genéticas que determinan que todos seamos diferentes es formativo para la clase.
  • Entender que estas alteraciones pueden tratarse y permiten una vida prácticamente normal, con alguna limitación dietética, es importante para todos.

e) Ocio

  • En tu tiempo libre puedes hacer lo mismo que cualquier otro niño.
  • Es bueno que hagas deporte, con precaución si requieren gran desgaste físico (suplemento energético).
  • Puedes participar en todo tipo de excursiones llevando comida adecuada y (si es necesario) suplemento energético.
  • Puedes participar en colonias, asegurando que puedas hacer la dieta adecuada.
  • Puedes viajar con la familia o solo, en este caso asegurando que llevas productos especiales, fórmula o tratamientos específicos suficientes para cubrir el período del viaje.

También puedes consultar el consejo PKU y ocio.

Sugerencias para implicar al adolescente en la PKU

 Taller de cocina PKU en el Hospital Clínic. Imagen: HSJDBCN
  • Aprender a cocinar tus comidas especiales, al menos las más sencillas.
  • Aprender a calcular la cantidad de proteínas de tus menús.
  • Pincharte el dedo tú mismo para la determinación de fenilalanina.
  • Enviar tú mismo la sangre seca al laboratorio cada mes.
  • Comunicarte tú mismo por mail con el laboratorio para el resultado.
  • Comunicarte tú mismo por mail con la dietista para ajustar la dieta.

Sugerencias para la familia

  • Fortalecerle en sus dudas.
  • Confiar en sus decisiones.
  • Animarle a ocuparse personalmente del control de su enfermedad.

Factores que influyen en el mal cumplimiento terapéutico en la adolescencia

El tratamiento clásico de la PKU es complejo e implica restricción proteica + fórmula especial + suplementos vitamínicos y/o fármacos (BH4, aminoácidos neutros). Puede derivar en rechazo o incumplimiento:

  • Dieta más o menos restringida en proteínas naturales.
  • Cantidad y número de tomas de fórmula de sabor especial.
  • Suplementos vitamínicos.
  • Alimentos especiales de coste más o menos elevado.

La adolescencia es una época de cambios en los hábitos alimentarios, con mayor número de comidas fuera de casa. La comida adquiere un carácter social (quedar para comer o cenar,…) y puede ser una causa de sentirse desplazado.

Conviene lograr un equilibrio entre el objetivo clínico, el resultado terapéutico y el bienestar del paciente (sentirse integrado).

Consecuencias del mal control

Aunque los pacientes tratados precozmente alcanzan una inteligencia normal, el abandono de la dieta y el mal control pueden conllevar alteraciones cognitivas, motoras y psicológicas.

a) Dificultades en el aprendizaje y rendimiento académico

  • Alteración de las funciones ejecutivas.
  • Aprendizaje.
  • Memoria.
  • Resolución de problemas.
  • Atención.

b) Alteraciones motoras

c) Alteraciones psicológicas

  • Dificultad de concentración.
  • Ansiedad.
  • Hiperactividad.
  • Alteraciones del sueño.
  • Labilidad emocional.
  • Cambios del comportamiento.
  • Baja autoestima.
  • Aislamiento social.

Muchos pacientes que han retomado la dieta manifiestan encontrarse mejor, con más vitalidad, menos ansiedad, mayor capacidad de concentración y sin problemas de sueño.

Última modificación: 
14/06/2018