Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

Traducir

El papel del hígado en los trastornos congénitos de la glucosilación (CDG): una revisión sistemática de la literatura

Publicaciones científicas
31/01/2018

El hígado es como una fábrica que transforma los alimentos que ingerimos en combustible (energía) y en materiales de construcción que nuestras células pueden usar para crecer.

¿Qué función tiene el hígado? ¿Cómo se ve afectado por los azúcares (glicanos)?

El hígado funciona según las necesidades de nuestro cuerpo. Al mismo tiempo, el hígado también trabaja para eliminar la parte de los alimentos que ingerimos que no es necesaria o que es tóxica. También es responsable de la producción de sustancias químicas que se utilizarán en la digestión de alimentos (bilis).

Otras funciones menos conocidas

  • Prevenir infecciones.
  • Fabricar proteínas que ayuden a la coagulación (proceso que hace que la sangre deja de ser líquida para formar un gel que es necesario, por ejemplo, cuando un vaso sanguíneo se rompe después de una herida).
  • Almacenar vitaminas, minerales, grasas y azúcares para que nuestro cuerpo los utilice cuando sea necesario (por ejemplo, en el ayuno).

De hecho, el hígado es un órgano importante de glicosilación (de la unión de azúcares a proteínas y grasas) en nuestro cuerpo. Produce la mayoría de las proteínas glicosiladas del suero (componente líquido de la sangre).

Lógicamente, los defectos en el proceso y la maquinaria responsables de unir azúcares a las proteínas y las grasas afectan al desarrollo, la estructura y la función del hígado.

Mensajes para guardar

  • Como mínimo, un 12% de todos los tipos de CDGs tienen afectación hepática.
  • Los síntomas y signos hepáticos incluyen un aumento de los niveles de transaminasas (proteínas producidas en el hígado cuyos niveles elevados son generalmente indicativos de disfunción hepática), hepatomegalia (hígado agrandado), esteatosis hepática (hígado graso), fibrosis hepática (el tejido hepático se reemplaza por tejido fibrótico), cirrosis hepática y disminución de la antitrombina (proteína producida en el hígado y responsable de detener el proceso de coagulación).
  • La insuficiencia hepática (mal funcionamiento rápido y repentino del hígado) también puede ocurrir en pacientes con CDG. Difiere de la cirrosis hepática (proceso crónico de lenta evolución que lleva al hígado a dejar de funcionar).
  • Se ha descrito que la enfermedad hepática puede causar muerte prematura en pacientes con CDG. Sin embargo, si se diagnostica a tiempo y se supervisa cuidadosamente, la enfermedad hepática puede tratarse de manera efectiva.
  • Algunos hepatólogos (médicos especializados en enfermedades hepáticas) todavía desconocen la CDG y pueden no reconocerla como causa de enfermedad hepática.
  • El trasplante de hígado se ha realizado con éxito en pacientes con CDG, siendo actualmente una terapia aprobada en Europa para los pacientes con MPI-CDG, ATP6VAP1-CDG y CCDC115-CDG.
  • Las enfermedades hepáticas probablemente estén subestimadas en la CDG.
  • La CDG debe investigarse en pacientes sin diagnóstico y que presenten manifestaciones hepáticas compatibles con CDG, especialmente cuando se haya excluido otro diagnóstico probable de enfermedad hepática.

La afectación hepática en pacientes con CDG puede ser debilitante e incluso poner en peligro la vida.

Se ha descrito afectación hepática en 16 tipos de CDG diferentes (de 133 CDG conocidos actualmente, significa que alrededor del 12% de las formas de CDG se presentan con problemas hepáticos).

Se establecieron dos grupos de CDG basados en la gravedad de la enfermedad hepática:

a) en cuatro tipos de CDG, la enfermedad hepática resultó ser el signo más grave o predominante (CDG con mayor afectación hepática);

b) en los restantes 12 tipos de CDG, los problemas hepáticos fueron moderados/leves o infrecuentes (CDG con menor afectación hepática).

Tipos de CDG con mayor y menor afectación hepática

CDGs con mayor afectación hepática CDG con menor afectación hepática
MPI-CDG, TMEM199-CDG, CCDC115-CDG, ATP6AP1-CDG PMM2-CDG, ALG1-CDG, ALG3-CDG, ALG6-CDG, ALG8-CDG, ALG9-CDG, PGM1-CDG, COG1-CDG, COG4-CDG, COG5-CDG, COG6-CDG, COG7-CDG.

Principales síntomas

CDGs con mayor afectación hepática

  • MPI-CDG. Hígado agrandado, coagulopatía (defectos en el mecanismo de coagulación de la sangre), transaminasas elevadas, fibrosis hepática e hígado graso.
  • TMEM199-CDG. Niveles alterados de enzimas (proteínas que facilitan reacciones químicas) fabricada en el hígado, parámetros de coagulación alterados, metabolismo (procesamiento, transporte) y niveles de cobre alterados.
  • CCDC115-CDG. Hígado agrandado, hígado y bazo agrandados (hepatoesplenomegalia), alteración del flujo biliar (colestasis), transaminasas elevadas, alteración del metabolismo (procesamiento, transporte) y niveles del cobre, fibrosis hepática, cirrosis e hígado graso.
  • ATP6AP1-CDG. Hígado agrandado, hígado y bazo agrandados (hepatoesplenomegalia), ictericia (coloración amarillenta de la piel y el blanco de los ojos), transaminasas elevadas, fibrosis hepática, hígado graso y cirrosis.

CDGs con menor afectación hepática

  • PMM2-CDG. Hígado agrandado, coagulopatía (defectos en el mecanismo de coagulación de la sangre), transaminasas elevadas, fibrosis hepática e hígado graso.
  • ALG1-CDG. Hígado agrandado, parámetros de coagulación alterados, transaminasas elevadas.
  • ALG3-CDG. Hígado agrandado, transaminasas elevadas, fibrosis hepática, hígado graso y cirrosis.
  • ALG6-CDG. Hígado agrandado, hígado y bazo agrandados (hepatoesplenomegalia) e ictericia (coloración amarillenta de la piel y el blanco de los ojos).
  • ALG8-CDG. Hígado agrandado, hígado y bazo agrandados (hepatoesplenomegalia), alteración del flujo biliar (colestasis), coagulopatía (defectos en el mecanismo de coagulación de la sangre), transaminasas elevadas, fibrosis hepática e hígado graso.
  • ALG9-CDG. Hígado agrandado, hígado y bazo agrandados (hepatoesplenomegalia), parámetros de coagulación alterados.
  • PGM1-CDG. Hígado agrandado y transaminasas elevadas.
  • COG1-CDG. Hígado levemente agrandado.
  • COG2-CDG. Metabolismo y niveles alterados del cobre.
  • COG4-CDG Transaminasas elevadas y cirrosis.
  • COG5-CDG. Hígado agrandado, ictericia, transaminasas elevadas.
  • COG6-CDG. Hígado agrandado, hígado y bazo agrandados, alteración del flujo biliar (colestasis), transaminasas elevadas, fibrosis hepática y cirrosis.
  • COG7-CDG. Hígado agrandado, hígado y bazo agrandados, alteración del flujo biliar (colestasis), parámetros de coagulación alterados, transaminasas elevadas y cirrosis hepática.

Teniendo en cuenta nuestros hallazgos, recomendamos que se realice un chequeo hepático en todos los pacientes con CDG, con y sin problemas hepáticos conocidos, de modo que se pueda lograr una mayor comprensión de la frecuencia, el inicio y la evolución de la enfermedad hepática en pacientes con CDG.

Puedes solicitar una copia completa y gratuita de la publicación en sindromecdg@gmail.com

Última modificación: 
30/01/2018

También te puede interesar

Publicaciones científicas
31/01/2018
El sistema inmune es un conjunto de células, tejidos y órganos que trabajan juntos para proteger el cuerpo. La función del sistema inmune es defender nuestro cuerpo contra microorganismos y células no saludables. También distingue nuestras propias células de las células extrañas. Por lo general,...
Publicaciones científicas
31/01/2018
Llamado también Think Factory (fábrica de ideas), la metodología del Think Tank es una reunión de un grupo de expertos con el objetivo de analizar y discutir problemas complejos y sugerir posibles soluciones. ¿Cuál es la metodología del Think Tank ? Los principales objetivos de este estudio fueron...
Publicaciones científicas
12/05/2010
Los defectos congénitos de la glicosilación de tipo Ia (CDG-Ia) son enfermedades metabólicas con un amplio espectro de signos clínicos, incluidos fenotipos muy leves descritos recientemente. Nuestro objetivo ha sido describir la presentación clínica y seguimiento de 8 pacientes con CDG-Ia señalando...